Explora tu río! comienza una nueva etapa buscando concienciar a los más pequeños en el cuidado de los ríos cántabros.

Nueve colegios del medio rural cántabro han participado durante este mes en la Fluvioteca de este proyecto de Educación Ambiental, iniciativa novedosa con juegos para conocer y valorar los ecosistemas fluviales.

Desde el año 2007, cuando la Red Cántabra de  Desarrollo Rural puso en marcha el proyecto de Educación Ambiental y voluntariado “¡Explora tu río!” en los colegios del medio rural de Cantabria, han participado en las distintas actividades que se han llevado a cabo más de 5000 voluntarios.

Con el objetivo de fomentar la participación ciudadana en la conservación de la naturaleza a través de la divulgación en los centros educativos de los valores ambientales y culturales de nuestros ríos, se han llevado a lo largo de estos años centenares de análisis del estado ecológico en todas las cuencas fluviales de Cantabria, actuaciones de mejora, limpiezas de los cauces, talleres de elaboración de cajas nido, de identificación de rastros y huellas de mamíferos, etc.

IMG_20160311_155307466

Actuaciones que en su mayoría están destinadas a alumnos de tercer ciclo de Primaria, pero como señala el técnico responsable del proyecto, David Gutiérrez “este año se quiere impulsar la dinamización de actividades en edades más tempranas, con la idea de que los pequeños de Educación Infantil tomen un primer contacto con conceptos o elementos de los ecosistemas fluviales”.

Una iniciativa novedosa este año ha sido la puesta en marcha de una serie de juegos pedagógicos denominada la “Fluvioteca”, en la que los pequeños voluntarios aprenden a la vez que juegan con juegos que ya conocen, aunque esta vez están adaptados al conocimiento y conservación de estos ecosistemas, como el “Domitrucha”, un dominó en el que los protagonistas son los peces; las “parejas en el río”, buscando recordar parejas de especies de flora y fauna fluvial; “Pasaturío”, una versión del Pasapalabra adaptado a estos ecosistemas; “¡Cuando tú vas, yo vuelvo!”, en el que los salmones y las anguilas se cruzan en su recorrido, encontrándose con buenas y malas prácticas en los ríos;  el “paseúco del desmán”, juego dónde este mamífero se va encontrando distintas sorpresas y unos cuantos juegos más.

IMG_20160322_131601189

Desde la Red Cántabra de Desarrollo Rural manifiestan que con estos juegos adaptados a voluntarios de tan temprana edad “se consigue, por un lado que doscientos escolares aprendan de manera divertida y así valoren la importancia de mantener los ríos en buen estado y por otro se les prepara para seguir realizando actividades complementarias a este objetivo en etapas educativas posteriores”

Esta iniciativa de la Red Cántabra de Desarrollo Rural y los Grupos de Acción Local de Cantabria se lleva a cabo en los colegios de las comarcas rurales de Cantabria y toma como lugar de estudio las principales cuencas hidrográficas de la región. La edición 2016 de “¡Explora tu río!, una historia que fluye” cuenta en esta primera mitad de año con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Para este año se mantienen las tradicionales salidas al río, con  el análisis de su estado a través de parámetros físico químicos y biológicos, que además de fomentar el conocimiento de estos espacios, con una metodología científica por parte de los pequeños voluntarios, sirve para elaborar un diagnóstico evolutivo de varios tramos en los principales cauces de la Comunidad Autónoma. Pero además, como señala David Gutiérrez “se quiere trabajar en el concepto de los ríos como patrimonio cultural, con la dinamización de encuentros intergeneracionales, en los que los vecinos de mayor y menor edad del pueblo reflejen su relación con sus ríos”. Estos encuentros pretenden ser grabados a modo de documental, “La Memoria del río”. Éstos junto a la fluvioteca y la edición de unos cuentos escritos por los escolares denominados como “Mi escuela es mi río”, se presentan como las grandes novedades para este proyecto, ya asentado por resultados y movilización social en el medio rural cántabro, que pretende actuar sobre casi una veintena de centros escolares y movilizar a más de medio millar de voluntarios en esta primera mitad de año.