La REODER estudiando el río Deva

Durante las jornadas del miércoles 6 y jueves 7 de marzo estuvimos con los voluntarios y voluntarias del CRA Liébana analizando distintos tramos de la cuenca fluvial del Deva.

El miércoles estuvimos en la escuela de Espinama,con 7 voluntarios y voluntarias analizando el Nevandi, uno de los afluentes situados en la cabecera del Deva. La jornada fue muy provechosa, ya que pudimos realizar todos los análisis programados: comenzamos con la presentación teórica apoyados en un powerpoint y a continuación nos acercamos al cauce dentro del núcleo rural.

Allí los resultados fueron ciertamente satisfactorios en cuanto a la calidad de las aguas del río, aunque si que observamos una alteración muy grande del cauce, seriamente modificado por el ser humano, convirtiéndose en un canal donde el bosque de ribera era casi nulo y el sustrato del río estaba en muchas ocasiones modificado. Destacable también la baja temperatura del agua, fruto de la localización en la que estabamos y la temporada de nieves, lo que provocaba una mayor oxigenación de las aguas.

Al día siguiente nos desplazamos hasta La Hermida, donde los 14 voluntarios y voluntarias analizaron el Deva. En este punto, donde el cauce se ensancha y gracias a las últimas nevadas y el deshielo el caudal del río era altísimo, con un transporte de materiales bastante serio (sobre todo limos y arenas) y una sedimentación en ciertas zonas de remanso de muchos cantos.

El agua en este punto era aún de una mayor calidad, alcanzando un 8 en el FBILL y la cobertera vegetal era también mayor, aunque con un deficit en el estrato arbustivo lo que no facilitaba su continuidad.

En ambas jornadas los voluntarios y voluntarias realizaron todas las actividades de manera entusiasta, con ganas por conocer más cosas de sus ríos y promover su conservación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *